Raza de gatos korat

Raza de gatos korat

Raza de gatos korat

Lo que más impresiona en el gato korat es el aire de fascinación que éstos presentan debido a su cara con forma de corazón y, sobre todo, a sus grandes ojos de formas suaves. La raza simboliza la prosperidad, como demuestra su nombre.

Historia de la raza

Originaria de Tailandia, esta raza natural era conocida bajo el nombre de "Si Sawat", que significa “color y prosperidad". Considerado como un símbolo de buena suerte, este gato tuvo un lugar destacado en el “Libro de poemas sobre el gato” del Reino de Ayutthaya (1350-1767) en el que se afirmaba que "sus ojos brillan como gotas de rocío en una hoja de loto".

La gente de Tailandia lo consideraba como un gran amuleto de buena suerte y por ello siempre se regalaba una pareja de estos gatos como un regalo de bodas.

 Fue el rey Rama V quien a finales del siglo XIX rebautizó a la raza con nombre de una provincia de Tailandia, la provincia de Korat, ya que los primeros ejemplares nacieron en ese lugar.

Precisamente a finales del S.XIX, 1869, se exportan para su exposición en Gran Bretaña a los primeros ejemplares, aunque éstos no tuvieron demasiado éxito ya que la gente los consideraba unos siameses de pelaje azul.

 En 1950, gracias al criador estadounidense Jean Johnson que inicia una cuidad cría de éstos, el Korat aparecen en los Estados Unidos. En ese momento empieza el reconocimiento oficial de la raza, y ésta es inscrita en diferentes registros. El primer club de la raza se crea en 1965 y en el 69 son aceptados por primera vez en un concurso.

No fue hasta 20 años después, en 1972, cuando la raza vuelve a hacer su aparición en Europa. Esta vez con más éxito, aunque tampoco excesivo. Esto explica que actualmente esta raza sea mucho más popular en Estados Unidos que en Europa.

Características de la raza

Dulce y muy cariñoso, los gatos de la raza korat están muy apegados a su familia. No obstante son muy reservados y desconfiados en los primeros contactos con los desconocidos. Éstos mantienen una relación única y simbiótica con sus propietarios, de quienes reclaman mucha atención, tiempo y dedicación. 

Muy cómplice y de una inteligencia poco común, éstos entienden rápidamente lo que se espera de ellos. Por ellos muchos consideran que son una raza de gatos-perros. Éstos además presentan una fuerza física extraordinaria, poco habitual en estos pequeños felinos.

Ágiles, juguetones y llenos de energía, les encantan los juegos simples, sobre todo a las hembras, que conservan sus ganas de jugar hasta más allá de la vejez. Sorprendentemente no gustan de agitación ni de ruido. Muy atentos a todo lo que les rodea, un exceso de gente o de actividad le perturban. Además es poco sociable con sus congéneres, aunque les tolera.

En definitiva, su legendaria calma, su peculiar cara con forma de corazón y su maullido melodioso te encantarán.

Compártelo en tu red social:
Más en Mascotas - Gatos:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook