Alimentación de los gatos

Alimentación de los gatos

Alimentación de los gatos

Primeramente debemos aclarar que la alimentación de los gatos no es algo exacto y estricto. La cantidad y las necesidades de los gatos varían dependiendo del tamaño de éste, la actividad física que realice, el entorno en el que vive, y otros muchos factores a tener en cuenta.

Partiendo de ahí, como es imposible establecer una tabla de valores que pueda aplicarse a todos los gatos hemos realizado estimaciones aproximadas limitando los valores alimentarios máximos para cuatro casos generales muy concretos: gatos esterilizados, gatos no esterilizados, gatas en gestación y gatas en lactancia.

Alimentación de los gatos no esterilizados

Para un gato adulto no esterilizado el porcentaje de elementos nutrientes de 100 g de un buen alimento seco se reparte de la siguiente manera:

  • Proteínas: 30 % (aprox.)
  • Grasas: 20 % (aprox.)
  • Hidratos de carbono (almidón + fibra): 37 % (aprox.)
  • Taurina, Omega 3, Omega 6, minerales, vitaminas: 13% (aprox.)

Alimentación de los gatos no esterilizados

La esterilización es una práctica muy útil que ayuda a prevenir ciertas enfermedades del tracto reproductivo femenino y prevenir trastornos, traumatismos y enfermedades graves en varones en relación a su vagabundeo en el periodo de apareamiento.

La alegría y la vivacidad de nuestras mascotas no cambian tras la intervención, pero pueden ocurrir cambios metabólicos. Si sus necesidades de energía disminuyen, su consumo voluntario de alimento se incrementa, así como su voracidad. Esto puede causar aumento de peso. La única manera de mantenerlos en forma es que nosotros, sus dueños, seamos capaces de cumplir con las dosis recomendadas sin ceder a darles raciones extras.

Para un gato adulto castrado que vive una vida doméstica el porcentaje de elementos nutrientes de 100 g de un buen alimento seco se reparte de la siguiente manera:

  • Proteínas: 27 % (aprox.)
  • Grasas: 13 % (aprox.)
  • Hidratos de carbono (almidón + fibra): 45 % (aprox.)
  • Taurina, Omega 3, Omega 6, minerales, vitaminas: 15% (aprox.)

Alimentación de las gatas embarazadas

El período de gestación de las gatas es de 60 días generalmente. La gata cogerá peso desde los primeros días de gestación, aunque el mayor aumento se producirá en los últimos 25 días con el incremento del peso de los fetos.

La comida será enriquecida en grasas y en taurina, aunque la ración no debe ser aumentada en más de un 10 % para evitar que la gata engorde y que luego pueda tener problemas en el parto.

Alimentación de las gatas durante la lactancia

Durante la lactancia se recomienda dejar la comida, evidentemente muy rica en grasas, a libre disposición de la gata para que pueda alimentarse a voluntad, ya que el gasto de energía es mucho mayor que en el periodo de gestación.

Solo una vez este periodo finalizado, alrededor de los 50 días después del parto, volveremos a la gata a su dieta habitual.

Compártelo en tu red social:
Más en Mascotas - Gatos:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook