Dudas frecuentes sobre gatos

Dudas frecuentes sobre gatos

Dudas frecuentes sobre gatos

El gato comparte la vida con el ser humano desde hace miles de años. Y aunque nuestro conocimiento sobre ellos aumenta cada día, muchos dueños aún siguen teniendo dudas motivadas por erróneas concepciones que hay sobre los pequeños felinos.

En las siguientes líneas intentaremos aclarar esas dudas recurrentes sobre el temperamento del gato, sus necesidades o sus formas de comunicación. Y es que una buena manera de cuidar de nuestras mascotas es entenderlas a la perfección, y a través de estas consejos podremos hacerlo.

El gato es un animal independiente

Muchas veces seguro que has escuchado que el gato es un animal independiente que interacciona con nosotros solo por interés. Pero estos comentarios no son ciertos, y son generados principalmente por las comparaciones que se hacen con los perros, con un comportamiento completamente diferente.

Y aunque los gatos no sean tan sociables como ellos, eso no quiere decir que éstos sean animales salvajes e independientes. Todo lo contrario: son animales que tienen una gran necesidad de afecto diario y que sufren mucho con la soledad repetida. Tanto es así que esta soledad es la causa de muchos problemas, porque el gato no soporta la soledad mejor que el perro y necesita estímulos e interacciones diarias.

El gato es un animal imprevisible

Igual que ocurría con la duda anterior, el gato no es ni imprevisible ni hipócrita, es simplemente un incomprendido. Muchas de las señales que el gato lanza antes de comportarse de una u otra forma son completamente ignoradas por desconocimiento.

Por ejemplo, un gato no araña doméstico sin razón. Previamente a este comportamiento el animal ha enviado muchas señales que no hemos sabido interpretar. Cuando notamos incómodo a un gato y éste nos lame no nos está besando, sino que nos está diciendo que ya tiene bastante. Igualmente un gato que mueve la cola repetidamente no muestra alegría, sino tensiones que está acumulando.

Los gatos que ronronean están contentos

Generalmente sí es muestra de felicidad, pero no siempre sucede. Y es que el ronroneo puede tener dos significados diferentes. Para saber lo que realmente quiere decir debemos observar el conjunto de las señales transmitidas por el animal y la situación en la que las expresa.

Un ronroneo de felicidad se acompaña de muchas otras señales como los ojos medio cerrados, una relajación muscular, una frotación, un adormecimiento,… en algunos casos el animal puede incluso babear.

Pero también habrás visto que el gato ronronea en momentos de estrés, como en la mesa del veterinario o cuando está enfermo. Y es que a través del ronroneo busca tranquilizarse. Incluso intenta calmar al otro si se ha producido una situación de conflicto.

Perros y gatos no pueden entenderse

Aquí tenemos otra idea preconcebida muy arraigada. Pero realmente la convivencia entre unos y otros solo depende de lo habituados que éstos estén a las relaciones sociales. Y es que un animal joven que ha tenido contactos positivos y regulares durante su etapa de desarrollo (antes de la edad de 3 meses) con individuos de otras especies, lo verá como un amigo. Por ello es tan importante la familiarización temprana.

Un animal que no se haya familiarizado de una forma temprana a otra especie será más difícil de socializar, pero no es imposible. Todo depende de la sociabilidad del animal y de su capacidad de adaptación. Lo principal es que los primeros contactos sean totalmente controlados y que se haga de una forma calmada y natural. Piensa que no comparten el mismo código de comunicación, no tienen las mismas necesidades y tienen comportamientos muy diferentes. Se necesita tiempo para llegar a conocerse, pero es posible.

Compártelo en tu red social:
Más en Mascotas - Gatos:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook