Raza de gatos azul ruso

Raza de gatos azul ruso

Raza de gatos azul ruso

Al leer el nombre de la raza puede que te venga a la mente el color azul tradicional, pero en el mundo felino el color azul representa a un gato gris declinado en diferentes tonalidades.

Historia de la raza

La raza de gatos azul ruso tiene tras de sí una historia complicada, lo cual se refleja en el gran número de nombres que se les han dado a lo largo del tiempo. Según la leyenda, los primeros azules rusos llegan a Inglaterra en el S.XIX a bordo de los buques mercantes llegados desde Rusia.

Primeramente se les conoció como gatos del arcángel o arcángeles azules debido al puerto de Arkhangelsk, situado en el mar blanco, del que se creía que procedían. Igualmente se les llamaba “Blue Foreign” (Azul extranjero) o rusos de pelo corto.

Otras hipótesis  aseguran que esta raza es originaria de la cuenca mediterránea al igual que la raza Chartreux, lo que hizo que se les conociera como gatos de Malta, gatos azules o gatos españoles.

Lo que sí está claro es que existían gatos azules en Europa, y que hasta 1912 todos los gatos de esta tonalidad fueron expuestos en la misma clase, por lo que se mezclan con el chartreux y el british shorthair.

No fue hasta 1939 que cogieron la denominación definitiva de azules rusos. Durante varios años fue cruzado con el british shorthair y el siamés blue point para darle a la raza una morfología más oriental. En la década de los 70 nos encontramos ya con la raza original que conocemos actualmente.

Características de la raza

El azul ruso es una raza que disfruta tanto de la vida familiar en un apartamento como de la vida en la naturaleza. Si desde pequeño vive en una casa, el animal crecerá feliz y se acostumbrará. Si luego lo llevamos a vivir al campo éste será muy feliz, aunque luego nos será casi imposible hacer que vuelva a ser feliz viviendo en casa otra vez, así que cuidado con ello.

Los azules rusos son gatos que acepta de buen grado la presencia de otros animales, ya sean gatos, perros u otros animales. Incluso pueden convivir con roedores, aunque tendremos que acostumbrarlos desde pequeños a respetarlos y a tratarlos como miembros de la familia.

A esta raza le gusta los humanos, aunque no acepta demasiado la compañía de los niños. Estos pequeños revoltosos que tienden a perturbar su reposo, su calma y que no respetan su privacidad no son del todo de su agrado.

Y es que es una raza necesita paz y tranquilidad. Una familia demasiado ruidosa no será de su agrado. Igualmente debemos no forzarle a hacer nada que no quiere. Es un animal tímido al que tenemos que respetar. Su timidez también le hace reservado con las muestras de cariño. Y si te gustan las exposiciones felinas esta raza no es la más apropiada. El ruido y la afluencia de gente de este tipo de eventos le coartan.

Compártelo en tu red social:
Más en Mascotas - Gatos:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook