Cuidados de gatos y gatitos

Cuidados de gatos y gatitos

Cuidados de gatos y gatitos

Aunque el gato es un animal limpio por naturaleza, siempre es conveniente que nosotros le echemos una mano en sus cuidados porque hay ciertos aspectos que el gato por sí solo no puede cuidar. Veamos unos breves consejos sobre los cuidados más habituales.

Cuida la salud de sus ojos

Los ojos de los gatos normalmente presentan un aspecto claro y brillante. En general éstos no requieren de ningún mantenimiento especial, simplemente un seguimiento diario . No obstante, ciertos gatos pueden segregar lágrimas que pueden formar pequeños surcos en la parte inferior del ojo.

Estos restos de lágrimas pueden ser eliminados con una compresa impregnada en loción ocular. Para hacerlo no uses algodón que puede dejar restos en sus ojos y decántate por una compresa farmacéutica mojada en suero. El movimiento de limpieza debe ser desde el interior del párpado hacia afuera. En caso de cambios en su aspecto, lagrimeo, secreción o enrojecimiento inusual, consulta rápidamente a tu veterinario.

 Mantén limpia su nariz

Un gato sano siempre tendrá la nariz limpia y húmeda. No obstante algunas razas de gatos pueden tener secreciones nasales en las esquinas de las fosas nasales. Para eliminarlas puedes utilizar fácilmente una gasa o un paño humedecido con agua tibia. Si observas secreción nasal o llagas alrededor de la nariz, consulta con tu veterinario.

Limpiar las orejas del gato

Las orejas de nuestras mascotas deben ser inspeccionadas regularmente. En caso de suciedad, echa en sus orejas algún producto especial para esos casos acompañados de un masaje en la parte exterior de la oreja. Para limpiarlos nunca utilices algodón ni ninguna solución acuosa o con alcohol.

 Si la suciedad es particularmente importante y su aspecto es desagradable, debes consultar a tu veterinario para un diagnóstico preciso. Él te aconsejará el tratamiento adecuado y la solución para sus oídos. 

Los dientes de nuestras mascotas

Al igual que pasa con los humanos o con las otras mascotas por excelencia (los perros), los gatos también generan de una forma natural la fabricación de placa dental y sarro. Este fenómeno puede causar mal aliento, pérdida de dientes e infecciones como la gingivitis.

Desde muy temprana edad debes acostumbrar a tu mascota a un cepillado regular de sus dientes. Si detectas que la placa ya se ha instalado es momento de recurrir al veterinario sin falta.

El pelaje y las bolas de pelo

Además de una función estética, un cepillado regular de su pelaje evita que el gato ingiera demasiado pelo muerto durante su aseo diario. No olvidemos que los gatos se lame casi el 30 % de su tiempo y que la muda de pelo en un gato de interior se produce durante casi todo el año.

La regularidad del cepillado depende del pelaje del animal, siendo casi diario en las razas de pelo largo y dos veces por semana en los animales de pelaje corto y plano.

El pelaje es el espejo de una dieta equilibrada. Una deficiencia de proteínas o ciertos aminoácidos pueden acelerar la pérdida del cabello, retrasar su crecimiento y ser responsables de un cabello opaco y quebradizo. 

Compártelo en tu red social:
Más en Mascotas - Gatos:
Aviso legal Contacto Google+ Facebook